HAMBURGUESAS Y MÁS

IMG_6177 Cualquier sitio que esté a tiro del Retiro es para nosotros potencialmente adorable, con independencia de lo que después nos depare la experiencia gastronómica. Los largos paseos por el parque o las tardes de juegos y bicis se llevan mejor con el estómago bien atendido. Si además el local cuenta con opciones sin gluten, la cosa gana puntos ya antes de llegar. Y si encima hablamos de lo que viene siendo una hamburguesería, pues ni te cuento cuántos.

Se da el caso, no sé si casual, de que todo lo que hemos probado en este barrio, nos ha encantado. Tanto que al final siempre vamos a los mismos dos o tres sitios. Y New York Burger es uno de ellos.

Creo que prácticamente en cualquier restaurante es posible para un celíaco o intolerante al gluten encontrar alimentos que poder comer. Generalmente esto pasa por el socorrido filete o huevo o, en el caso de las hamburgueserías, la hamburguesa sin el pan. Un rollo, vamos.

Y por eso el New York Burger nos encanta. Porque no es que tengan un menú sin gluten al final de la carta, que sería más que bueno. Sino que cualquier hamburguesa de la carta se puede servir con pan sin gluten, amén de otro montón de platos aptos.

IMG_6169IMG_6181

Se me ocurren varios muuuuy recomendables, y sin duda las hamburguesas están buenísimas, pero sin duda nuestra razón para volver una y otra vez se llama New York Nachos, unos de los mejores que he probado nunca, con queso derretido, frijoles, guacamole, pico de gallo y crema agria. Imposible no pelearse con P, que se muere por estos nachos. Se cree que son sólo suyos y por si hay alguna duda, coge carrerilla y no hay quien lo pille.

En los postres, si quieres seguir peleándote, que no te falte al menos un brownie calentito con sirope de chocolate y helado de vainilla, con tantas cucharas como bocas haya en la mesa. Aunque mejor pídetelo para ti solo porque está de miedo.

IMG_6183IMG_6178

New York Burger Recoletos
Calle Recoletos, 4.
28001 Madrid.
+34 914 31 84 17

 

Anuncios

EL PARAÍSO EN GRAN VÍA

IMG_1501

Celicioso es uno de esos lugares a los que tienes que ir sí o sí alguna vez en tu vida, bien porque eres celíaco o porque acompañas a uno y aprovechas para probar sus increíblemente “celiciosas” tartas paranadasaborsingluten que están de muerte.

Una pastelería glutenfree que aún sin quedarnos muy a mano visitamos de vez en cuando. Quizá porque, el sabor que desprende no ya su repostería sino todo el local, bien merece una expedición tribal al corazón de la jungla con sus correspondientes voltios para deshacerte del coche en zona imposible.

IMG_1503

La primera vez que fuimos, siendo P aún bastante pequeño, Celicioso fue más bien la excusa para pasar una tarde en Madrid con los niños, montar en metro y esas cosas que a los niños del extrarradio les molan más que ir a la feria.

Había leído algo de unas cupcakes sin gluten, no mucho más, y decidimos que podía ser la guinda de un paseo diferente.

Y lo fue. No sólo para P sino para todos.

La oferta gastronómica libre de gluten avanza y mejora a pasos agigantados y también nuestro universo de lugares y productos preferidos se ha ido enriqueciendo, pero por entonces casi nada de lo que habíamos probado en repostería sin gluten (toda industrial) nos había gustado.

IMG_1487

De modo que ya nos contentábamos con que le gustase a P. Lo que no esperábamos era ponernos todos como el Kiko de la manera que nos pusimos.

Carrot cake, triple chocolate, banofee… ¿ quizá fue red velvet? Ya no recuerdo cuáles probamos aquel día hasta salir de allí rodando de felicidad, convertidos en embajadores de la marca forever. Pero estoy segura de que con nada de la carta nos hubiéramos equivocado.

IMG_1478Sin título

El resto forma parte de una decoración muy cuidada, que combina el aire nórdico del mobiliario de madera, con los carteles de neón y las grandes cristaleras al más puro estilo newyorkino. Un lugar donde prima el diseño desde el escaparate hasta el plato.


Y es que estos chicos lo deben hacer muy bien. Porque a lo largo de estos años, además de comernos sus tartas, los hemos visto crecer inaugurando nuevos locales (gracias por el de Málaga también! Eso sí que es conocer a la clientela!).

Por suerte para nosotros, tenemos Celicioso para rato.